I Jornada Europea de la Accesibilidad. Impresiones

Reparto de zonas
Reparto de zonas

No puedo decir otra cosa. El pasado sábado 26, la I Jornada Europea de la Accesibilidad fue todo un éxito.

A lo mejor fue el tiempo, o a lo mejor el autocar (tomad nota) que se fletó gracias a PREDIF y sus federaciones, apoyadas por el CERMI y el CENTAC, para poder convocar a tanta gente interesada en colaborar por algo que les afecta.

Se trataba de hacer visibles los negocios del centro de Madrid cuyas características los hiciesen accesibles a personas en silla de ruedas.

¿La herramienta? La aplicación desarrollada por Jaccede, disponible para dispositivos móviles tanto con Android como para Iphones, junto con una web, donde puedes consultar el mapa con los lugares a los que puedes acceder si tienes alguna discapacidad. Además de utilizar diréctamente su voz para reclamar espacios donde poder entrar.

Puedes valorar el éxito observando cuántos locales se dieron de alta durante nuestra toma de datos en dichas aplicaciones.

Es de los detalles de donde hay que sacar las mejores conclusiones. Al fín y al cabo, no recuerdo dónde lo leí, la accesibilidad es un asunto de detalles. Por ejemplo:

Con un  tablón bastaría
Con un tablón bastaría

No es cierto que un local cuyo acceso tenga un peldaño en su entrada sea inaccesible. Puede que con un tablón baste. Aunque es cierto que estos complementos precisen de una predisposición por parte del comerciante.

Pero incluso cuando todo está dispuesto como marca la ley y los papeles, como es en el caso de grandes franquicias, falta un empujoncito. A los infinitos percheros dispuestos en medio del paso desde luego.

Otro asunto, a tratar desde el punto de vista de la señalética: ¿Tan mala imagen tiene el Símbolo Internacional de la Discapacidad?

Quiero decir, ¿acaso se sigue asociando el tema de la discapacidad en un marco sanitario y por eso da reparo poner esta señal en la puerta?

¿Temerán que se sepa que disponen de un WC adaptado? ¿O que lo confundamos con tal?

En resumen: Si tienes una tabla en tu local (o una rampa homologada portatil, no vayan a creer que promuevo nada ilegal, unos 80 euros cuesta una) y la quieres utilizar para salvar el escalón de la entrada: Pon un cartel fuera para que se sepa, no vaya ser que pierdas un cliente por algo tan sencillo. Y no demores más esa obra que ibas a hacer con una pequeña rampa.

Me pregunto, ¿dónde puedo conseguir pegatinas con el símbolo en cuestión a un tamaño apropiado? A lo mejor, durante estas campañas puede ser tan práctico llevar estas señales como otros recursos publicitarios.

¿Quieres saber más?

PREDIF celebró con éxito la I Jornada Europea de la Accesibilidad

La I Jornada Europea de la accesibilidad en los medios

Publicado en Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*