Gestión de la Credibilidad de la IGV. La confianza en entornos con información sensible (IV y V)

IV Reputación: Cualificación de contribuyentes y contribuciones


Muchos enfoques abordan la calidad de los datos espaciales generados por el usuario mediante la calificación de los contribuyentes y sus contribuciones. Existen varias propuestas que exponen una clasificación de usuarios:

  1. basada en sus propósitos (Coleman, 2009);

  2. basada en su localización geográfica, como por ejemplo en la recopilación de datos para la gestión de catástrofes (Goodchild, 2009);

  3. o basada en sus relaciones de confianza con otros usuarios, a modo de los modelos de confianza aplicados en las redes sociales en internet (Bishr, 2008).

El objetivo es distinguir las contribuciones con un valor alto, de las de bajo valor o fraudulentas. En este sentido, la primera se incluye, y la segunda se descarta del sistema.
Las contribuciones pueden también ser validadas mediante sistemas de clasificación, los cuales asignan de forma implícita una reputación a los contribuyentes (Elwood, 2008).

Los usuarios además, pueden evaluar contenido marcando regiones que, desde su punto de vista, adolecen de suficientes contribuciones y requieren más trabajo (Maué, 2008)

V Grupos con Intereses Especiales

De forma genérica, podemos dividir las comunidades de usuarios de información geográfica en cuatro tipos básicos, de acuerdo con sus requisitos (Coote 2008):

  1. Consumidores:  Un consumidor es una persona que utiliza cualquier producto o servicio para su uso personal. No quieren tener que pensar en las particularidades del producto. Solo que funcione, esto es, que le provea de rutas fiables y mapas legibles. Tienen además otros requisitos sencillos que no siempre pueden definir coherentemente como precisión en los atributos representados. De cualquier manera, tienen poca fidelidad al producto abandonándolo rápidamente en cuanto funciona erróneamente e informando de ello a sus amigos.
  2. Profesionales: En este contexto el termino profesional se emplea para describir usuarios que trabajan para organizaciones empleando datos geográficos para la consecución de sus actividades. Aquí los requisitos de usuario son mucho más complejos y diversos. Las cuestiones de completitud, precisión posicional o atribución temática pueden llegar a ser factores de vida o muerte.
  3. Comunidades locales: Éstas incluyen personas con un deseo común de proteger y mejorar su propia área local. Sus demandas e intereses conciernen a un área geográfica relativamente pequeña, pero que incluye un gran número de intereses como su historia, conservación, planeamiento local o prevención del crimen. Sus usuarios son también tolerantes con los errores, pero esperan que sean corregidos con relativa rapidez. La precisión posicional es importante así como la riqueza de atributos, que es lo que le da un valor añadido al usuario.
  4. Grupos con Intereses Especiales: Se trata de individuos que coinciden en colaborar a la vez para un determinado propósito. En este contexto, estos individuos requieren de datos de una extensión geográfica regional o mayor. Los grupos con intereses especiales normalmente tienen requisitos enfocados, basados en algún hobby o interés.

Un ejemplo de grupo con intereses especiales puede ser Sustrans, una organización que diseña, crea y organiza rutas para ciclistas, peatones y personas con discapacidades, cubriendo todo el Reino unido. Están interesados antetodo en:

  • Completitud: Por ejemplo, quieren ver todas las rutas ciclistas en el área que visitarán las semana que viene;

  • Riqueza de atributos: ¿Dónde hay cafeterías a lo largo de la ruta?, ¿qué horarios tienen?

  • Vigencia: ¿Ha sido afectado el camino por lluvias recientes?

Los grupos con intereses especiales están menos interesados en la precisión posicional y los errores son tolerados hasta cierto punto. Después de todo, no deja de ser información colectiva y gratuíta. En todo caso, cuando se forman comunidades con intereses en un tema concreto, aumenta la credibilidad de la información (Ziegler, 2006).

Cuando se trata de Grupos de Interés Especial, tienen:

  1. Fuertes requisitos sobre la calidad de los datos;

  2. Limitaciones de presupuesto para recolectar, redactar y actualizar especificaciones;

  3. Falta de experiencia en técnicas de modelado para asegurar consistencia en los contenidos;

  4. Interés en asumir ciertas reglas durante su contribución (Coote, 2008).

Es decir, se requieren de unos conocimientos mínimos para poder introducir datos útiles en el sistema. Por tanto, es importante que haya usuarios que ayuden a proveer especificaciones de contenido, es decir, la colaboración de expertos a la hora de plantear el modelo de los datos que quieren recopilarse. O dicho de otro modo, hace falta que expertos elaboren listas claras: Qué información recolectar, cómo tomar los datos, cómo llamar a esos datos, unidades de medida, cómo introducirlos en el sistema…

Referencias:

  1. Coleman, D.J. (2009) “Volunteered Geographic Information: the nature and motivation of produsers”. International Journal of Spatial Data Infrastructures Research, Vol. 4.
  2. Goodchild, M., (2009), “NeoGeography and the nature of geographic expertise”. Journal of Location Based Services 3(2), 82–96.
  3. Bishr, M. (2008) “A trust and reputation model for filtering and classifying knowledge about urban growth” GeoJournal August 2008, Volume 72, Issue 3-4, pp 229-237.
  4. Maué, P. (2008) “Quality Of Geographic Information Patchworks”.11th AGILE International Conference on Geographic Information Science 2008 Page 1 of 8 University of Girona, Spain
  5. Coote A. (2008) “Neogeographic data quality – is it an issue?” AGI Conference. September 2008
  6. Ziegler N. (2006) “Investigating interactions of trust and interest similarity”. Decision Support Systems, Volume 43, Issue 2, March 2007, Pages 460-475.
Publicado en Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*